lunes, 1 de noviembre de 2010

*



Te veo,y reconozco que mi orgullo a ganado esta batalla por mi.Pero a estas alturas, ni siquiera a mi me importa si he de sobrevivir en esta selva de falsedad unas pocas eternidades mas.Cada dia podria parecer un milenio escuchando hasta donde alcanza tu estupidez,pero yo prefiero seguir soñando con mi futuro perfecto.Llegara el dia en que podre olvidar vuestras falsas sonrisas,siempre ceñidas a un espejismo de simpatía.
Quien sabe que no sucede en mí cuando no parezco tener vida y me limito a mirar inanimadamente el vacio,cual ser demoníaco y desalmado.
Mi imaginacion cobra vida y construye un escenario en el que tu sangre se agita acuchillando tus venas,haciendo desorbitar tus ojos, y finalmente reventar tu cabeza, provocando tal rafaga de sufrimiento en ti misma que desencadenaria en mi la mas profunda maldad jamas experimentada.
De vez en cuando recuerdo que no siempre fue así,que una vez nos tuvimos aprecio,pero que mas da, si al final nosotros fuimos quienes pusimos nuestro punto y final,que pareció llegar silencioso y maldito como tantas otras veces yo ya habia visto antes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada